Consejos para tu negocioEmprendedoresFreelanceOnline

Los errores que harán que dejes de querer ser freelance

Cooperativa Online2 agosto, 2017

Trabajar como freelance es una de las actividades profesionales que mejor vista está en la actualidad por todo lo bueno que puede ofrecer, que no es otra cosa que la posibilidad de trabajar desde casa, crear los propios horarios y depender de uno mismo, como quien dice. Todo esto puede sonar demasiado bien para las personas acostumbradas a trabajar para una empresa o negocio de carácter convencional, con horarios rígidos o puestos de oficina. Pero no todo es idílico en el mundo del freelance.

La cara oculta del trabajo como freelance es aquella que no se suele ver o la que no se suele contar con tanta frecuencia y que puede condicionar de forma definitiva el desempeño de la actividad profesional por parte de las personas que trabajan por cuenta propia. Porque cometer errores trabajando como freelance es definitivamente más sencillo que si se trabaja para una empresa o como empleado en cualquier negocio.

¿Lo mejor para evitarlos?  Es no caer en el pensamiento de abandonar la carrera como freelance. Hay que saber identificar los errores y cómo atajarlos.

La bien conocida procrastinación

Cuando todo depende de ti, es mucho más fácil posponer tareas e intercalarlas con largos periodos de descanso para sacarlas adelante en cualquier otro momento. Al fin y al cabo, solo tienes que cumplir con la fecha de entrega, poco importa qué es lo que ocurre entre medias. El resultado es que, sí, puedes interrumpir tareas y hacer otras cosas en lugar de dedicarte a lo importante en el tiempo establecido, pero esto se traducirá en jornadas de trabajo infinitas que parecen no tener fin nunca.

Si quieres conocer más acerca de la procrastinación y cómo evitarlo, en este artículo hablamos más a fondo de ello. Básicamente lo que se debe tener claro es que una organización y unas directrices resultan fundamentales en el trabajo del freelance de cara a conseguir llevar el día a día con cierta solvencia.

Tener motivación como motor principal

Si bien es cierto que para muchos trabajar como freelance puede ser un elemento por sí solo suficientemente motivador en un primer momento, no lo es menos que esa motivación probablemente no dure para siempre. Estar motivado para desempeñar una tarea no significa necesariamente estar ilusionado con lo que se está haciendo en cada momento, pero sí apreciarlo como una manera para conseguir el fin que se busca.

Cobrar lo adecuado

Establecer el valor a la hora de cobrar es también uno de los principales motivos por los que los freelance deciden dejar de serlo al cabo de un tiempo. No saber acordar las tarifas adecuadas, infravalorar el propio trabajo o trabajar más de la cuenta por menos dinero del que podría esperarse en un trabajo más convencional son algunas de las actitudes más repetidas por los freelance en cuanto a ganancias se refiere.

Adoptar alguna de estas formas de trabajo y prolongarla durante los meses es sin duda un desencadenante para terminar por no querer seguir ejerciendo ningún trabajo de manera freelance. Al fin y al cabo, a nadie le gusta trabajar gratis.

Creer que todo será fácil

Aunque todos los anteriores casos expuestos son verídicos, este es el que más se tiende a repetir cuando se comienza trabajando por cuenta propia. La creencia de que todo va a ser más fácil trabajando como freelance que haciéndolo en una empresa está tan extendida que la decepción puede ser mayúscula para muchos al comprobar la realidad del día a día de este tipo de trabajo. Ni todo es fácil ni a nadie le van a regalar las cosas por el simple hecho de haber dado el paso de trabajar por sus propios medios.

Ser freelance implica tener que buscar las nuevas oportunidades de empleo de manera autónoma y casi de forma constante, teniendo también que saber hacer promoción de uno mismo y venderse como uno de los mejores en el área para conseguir los puestos deseados. Esto se traduce en más trabajo añadido a las horas estrictas dedicadas al desempeño de las tareas para los clientes que se tengan en ese momento.

En definitiva, todo un cúmulo de acciones que pueden desembocar en un amargo final si no se saben gestionar con la debida diligencia y la profesionalidad que la situación requiere. Ahora bien, si se consigue llevar a buen puerto, trabajar como freelance será una de las mejores decisiones que hayas podido tomar.

consejoserroresFREELANCE
Compartir artículo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¡Solicita más información!

¿Qué dicen los medios sobre nosotros?

Cooperativa Online es una solución al problema de mucha gente, por ello los medios hablan de nosotros.

¿Qué opinan nuestros socios?

Estas son sólo algunas de las opiniones de nuestros socios :)

"Para mi ha sido todo un descubrimiento una solución a los problemas grandes que tenía para facturar a mis clientes."

Jaime Ledesma Programador

"Trato cercano y rápido, muy recomendable para freelance como yo al que le surgen trabajos esporádicos. "

Miguel Ángel Cruz Fotógrafo Profesional

"Por fin me puedo olvidar de cuotas fijas, declaraciones trimestrales y papeles y centrarme en hacer mi trabajo. "

Helena Garcés Diseñadora gráfica