Consejos para tu negocioEmprendedoresOnline

Tres claves que no tienes en cuenta cuando trabajas y que -probablemente- te estén perjudicando

Cooperativa Online12 julio, 2017

Trabajar desde casa es un sueño para muchos, pero la vida del freelance no es tan fácil como se pinta en los blogs de emprendimiento y como la gente tiende a pensar. Trabajar desde casa en muchas ocasiones significa trabajar de más y en muy pocas significa trabajar desde la piscina o el chiringuito de turno. Entre los factores que provocan que esto sea así se encuentran los malos hábitos adquiridos con el paso de los años, que se integran en la rutina hasta hacerse imperceptibles y que, poco a poco, van minando la capacidad de trabajo de una persona.

Porque si algo no falta alrededor de un freelance que trabaja desde casa son las distracciones constantes y, ahora que llega la época de las vacaciones de verano y los niños también están en casa durante la jornada laboral, más aún. Un entorno caótico en casa puede afectar de manera grave al trabajo diario, pero lo más complejo de detectar es el ambiente caótico que puede estar delante de nosotros y no nos estemos dando cuenta.

Son esas pequeñas situaciones y vicios del día día los que hay que intentar erradicar para dar paso a un entorno de trabajo más saludable y que permita disfrutar de una jornada laboral sin interrupciones. La suma de los pequeños cambios son los que terminarán por marcar la diferencia al final del mes, para bien o para mal.

 freelance (1)

Olvídate del teléfono móvil

Uno de los grandes inventos de nuestro tiempo es también uno de los más peligrosos a la hora de establecer las pautas necesarias para sacar el trabajo adelante de la manera más eficiente posible. Las bondades de los smartphones de hoy por hoy son muchas, tantas que lo más probable es que consuman buena parte de nuestro día a día entre notificaciones de amigos, familiares, redes sociales o diferentes páginas. Un enlace lleva a otro enlace, que lleva a otro enlace, que luego lleva a otro…

Mirar el teléfono móvil con frecuencia supone en muchas ocasiones sumirse en una espiral de contenido que se traduce en enormes pérdidas de tiempo al final del día. Todo ello debido a la falta de concentración, a una notificación emergente que se muestra en la pantalla o cualquier otro reclamo que propicie desbloquear el dispositivo y ‘ya de paso’ perderse entre las infinitas posibilidades que este ofrece.

A menos que el teléfono móvil sea un requisito imprescindible para tu trabajo, lo mejor que puedes hacer es o bien desactivar la llegada de datos móviles (con lo cual se interrumpirán las notificaciones y posibilidad de acceder a contenido online) o bien apagarlo por completo hasta que la tarea que se tenga entre manos esté terminada. Una correcta gestión del mismo incrementará la capacidad de trabajo y hará que la jornada no se extienda más tiempo del estrictamente necesario.

El horario de oficina lo marcas tú

Que cada uno pueda marcar su propio horario de trabajo puede estar realmente bien… o tremendamente mal. No tener que desplazarse hasta un lugar físico no quiere decir que los horarios tengan por qué ser más laxos que si hubiera que hacerlo. Establecer un horario de oficina ‘real’ (esto es, similar o muy parecido a los que se establecen en las empresas) es la mejor fórmula para saber exactamente cuánto tiempo del día se le dedica a trabajar y cuánto tiempo a todo lo demás.

Nada de ponerse cronómetros o repartir las horas a lo largo del día, un horario fijo es la solución. No hace falta que sea únicamente de mañana, pero que se mantenga a lo largo del tiempo. Si esto resulta difícil de seguir en casa, siempre se puede acudir a espacios de coworking, cafeterías, parques, bibliotecas y un largo etcétera. Cualquier solución es buen si implica una mejora sustancial en la calidad y cantidad del trabajo.

No te pongas trabas innecesarias

No tener siempre a una persona a la que acudir de manera instantánea para consultar cualquier duda que surja en el momento o no contar con la experiencia del resto de compañeros en momentos clave puede resultar turbador, pero no es nada que deba preocuparnos en exceso. Establece canales de comunicación rápidos con tus clientes y rodéate de gente que se dedique a la misma tarea y que pueda solventar alguno de tus problemas en un momento dado.

Los bloqueos o el afrontar tareas de las que no se tiene demasiado conocimiento sin consulta previa son algunos errores comunes en el día a día del freelance. Si quieres que estos no trasciendan en algo mayor, recurre a toda la ayuda que puedas conseguir y sé paciente.

¡Solicita más información!

¿Qué dicen los medios sobre nosotros?

Cooperativa Online es una solución al problema de mucha gente, por ello los medios hablan de nosotros.

¿Qué opinan nuestros socios?

Estas son sólo algunas de las opiniones de nuestros socios :)

"Para mi ha sido todo un descubrimiento una solución a los problemas grandes que tenía para facturar a mis clientes."

Jaime Ledesma Programador

"Trato cercano y rápido, muy recomendable para freelance como yo al que le surgen trabajos esporádicos. "

Miguel Ángel Cruz Fotógrafo Profesional

"Por fin me puedo olvidar de cuotas fijas, declaraciones trimestrales y papeles y centrarme en hacer mi trabajo. "

Helena Garcés Diseñadora gráfica